jueves, 18 de septiembre de 2014

LA CALLE DE LA GUARAGUA



Por Fernando Sánchez Muñoz, cronista


Conocida como el barrio más pequeño de Quito y  mencionada en 1930 como  lugar ideal que atraía a los artistas y bohemios, fue nombrada en la canción “El Chulla Quiteño” junto a la Loma Grande, el Panecillo y la Plaza Grande.

Sus magníficas casas construidas a partir de 1915,  están adornadas con balcones tallados,  calle empedrada, al fondo sus amplias y empinadas gradas de piedra, un arco con balcón y muchas ventanas pequeñas, hace honor al significado etimológico de Andrade Marín, “lugar alto tachonado de estrellas”.

Una antigua huésped de esta calle es Doña Julia Vinueza, que trabaja 40 años en un zaguán de la Guaragua vendiendo ropa usada.  Recuerda que en esta calle funcionó la radio Gran Colombia y vio pasar artistas como Benítez y Valencia,  Teresita Andrade,  Olmedo Torres y Segundo Bautista.  “El desfile de la confraternidad por las Fiestas de Quito transcurría por la esquina. Se realizaban  bailes con orquestas ubicadas en los extremos de la calle y sus habitantes se disfrazaban”. Comenta que a diario visitan turistas extranjeros y nacionales.

La calle de la Guaragua o calle Galápagos, representa otra gran oportunidad turística, por lo que es necesario que el Alcalde de Quito, disponga la intervención municipal para mejorar las fachadas de las casas,  completar el empedrado y peatonización de la calle, proporcionar seguridad e incentivar la ubicación de negocios y servicios para los turistas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada